Noticias

Historias venezolanas destacan en el Festival de Cine-Arte en la Frontera

En cinco días de jornada audiovisual se dieron cita cortometrajes provenientes de 25 países, que junto a los talentos nacionales, se unieron en el Encuentro para Cinéfagos: Festival de Cine-Arte en la Frontera en su edición número 11. Esta competencia internacional de larga trayectoria es organizada por la Fundación Cultural Bordes y el Cine Club de la Universidad de Los Andes ULA Táchira.
El festival @paracinefagos premió films de Venezuela, Brasil, Uruguay, Suiza, Francia, Reino Unido, Corea del Sur, Filipinas y Países Bajos, en las categorías ficción, documental, animación, video danza, video arte, y video musical, siendo un punto de encuentro desde San Cristóbal de forma presencial con aforo limitado y también en la modalidad online en la que estuvieron conectados numerosos usuarios de los cinco continentes disfrutando toda la programación.
El jurado conformado por la actriz y realizadora venezolana Marialejandra Martin y la documentalista, productora y docente Belimar Román, evaluó la selección oficial de 91 obras participantes y otorgaron reconocimientos en cada renglón, donde destacó entre el film venezolano ‘La Espiral Roja’ de Lorena Colmenares como mejor cortometraje nacional, y el documental ‘Último Glaciar Venezolano’ de Erika Rodríguez y José Manuel Romero (Mérida), con el premio a la mejor producción.
Proveniente del estado Aragua, ‘Fe de vida’ obtuvo la distinción a la mejor dirección de fotografía y también el Premio del Público. Por su parte, desde Mérida el video danza ‘Epifanía’ recibió el Premio Bordes, galardón dado por el comité organizador para reconocer el mérito de trabajos que apuesten por la experimentación y renovación de los discursos estéticos.
Del talento internacional participante, la película ‘Las Viajantes’ de Davi Mello (Brasil), recibió los premios al mejor cortometraje ficción, mejor guion, mejor dirección y mejor actriz para Gilda Nomacce. De los Países Bajos, el cortometraje ‘Snorrie’ de Victoria Warmerdam (Países Bajos) se distinguió con la mejor dirección de arte y también mejor actor para Wim Willaert.
Como mejor cortometraje documental destacó ‘Un patio para que mis nietos jueguen’ realizado por el venezolano Pedro Moreno desde Uruguay, y como ganador del premio al mejor sonido se presentó el video arte ‘Inside’ de Yann Chapotel (Francia).
En las categorías video danza, video arte y video musical, se impusieron ‘Downriver’ de Andrea Boll (Suiza), ‘Voyage log by Dooream’ de Doorim Kim (Corea del Sur-Estados Unidos) y ‘Flux’ de DFTCNT (Reino Unido), respectivamente.
En el apartado de animación, el jurado distinguió al cortometraje ‘Sheep, wolf and a cup of tea…’ (Oveja, lobo y una taza de té) de la francesa Marion Lacourt, y dio una mención especial a ‘El secreto de Lea’ del filipino Rico Gutierrez.
Para Marialejandra Martin, integrante del jurado, es de destacarse la calidad de los trabajos participantes en un año tan difícil para el país y para el mundo. “El Encuentro para Cinefagos representa una experiencia satisfactoria y necesaria frente a las dificultades que se están viviendo. El festival da la oportunidad de ver audiovisuales y perspectivas de todo el mundo que de otro modo, no sería posible conocer”.
Por su parte, la cineasta Belimar Román afirma que este punto de encuentro internacional demuestra un verdadero interés por enriquecer la cinematografía nacional, que “nos permite ponernos en contexto con producciones de otras latitudes. Es de destacar que los realizadores venezolanos continúan su labor dentro y fuera del país, lo que indica un panorama positivo”.
La Fundación Bordes completó esta décimo primera edición del festival con la apertura de su nueva sede, abriendo las puertas de este centro cultural como lugar de disfrute y apreciación de las artes para toda la comunidad de San Cristóbal, y desde plataformas en línea para todos.

 

 

(Rhonny Roche Becerra / Prensa Fundación Bordes)

Agregar Comentario

Click para comentar

A %d blogueros les gusta esto: